No se puede conmemorar el IV Centenario de la muerte del Greco con la muerte de su museo

A continuación reproducimos el artículo publicado por el diario La Tribuna de Toledo del exdirector general de Patrimonio y Museos de Castilla-La Mancha, Enrique Lorente, sobre el traslado de las obras del Museo del Greco, el pasado lunes 8 de abril.

“Uno de los temas más candentes en los ambientes culturales y educativos de Toledo es el posible traslado de las obras del Museo del Greco al Museo provincial de Santa Cruz, de acuerdo con un proyecto patrocinado por el Ministerio, la Consejería de Educación y Cultura, la Diputación provincial y la Fundación El Greco 2014, cuyo objetivo es, según el director general de Cultura de Castilla-La Mancha, “hacer del Museo de Santa Cruz un museo de referencia de El Greco”. A este respecto recuerdo a nuestro máximo responsable de la gestión museística regional que Toledo cuenta con un museo de referencia de El Greco desde hace cien años y que el Museo de Santa Cruz, sin necesidad de aumentar sus obras de arte, ya es uno de los mejores museos de Bellas Artes de España por la calidad y cantidad de los fondos artísticos que contiene, aunque muchos de ellos no puedan exponerse al no estar finalizadas las obras de rehabilitación de su espléndido edificio 

El recientemente inaugurado Museo del Greco, tras varios años en obras de adecuación, que han supuesto una inversión de seis millones y medio de euros, expone las obras del pintor cretense en unas dependencias rehabilitadas y dotadas de una actualizada y atractiva museografía que han convertido la antigua e imaginaria Casa del Greco en un moderno museo especializado que ofrece una adecuada oferta de actividades museísticas y que valora la calidad de la visita y su utilidad para el visitante.

No es comprensible que en plena crisis económica quiera llevarse a cabo un proyecto que lleva consigo una serie de gastos, a toda luz innecesarios, como son el traslado de las obras al Museo de Santa Cruz, la instalación en éste de todas las obras de El Greco y, la adaptación del Museo del Greco a su nueva función. Además, considero que deshacer el Museo del Greco iría en detrimento del atractivo cultural y turístico de la capital toledana, donde éste nuevo museo ya es un referente cultural, como lo demuestran sus más de doscientos mil visitantes en 2012. Así mismo, supondría un retroceso en la renovación del sistema de museos de la ciudad, iniciada con este Museo del Greco y el del Ejército, y muy esperada por el turismo cultural de calidad que también demanda disfrutar del Patrimonio a través de modernas infraestructuras que muestren las importantes colecciones museísticas existentes en nuestra ciudad.

Pero no sólo son la cuestión económica y la calidad de sus instalaciones, las razones que desaconsejan el traslado de las obras desde el Museo del Greco al de Santa Cruz, hay varias razones más para abandonar este proyecto que perjudicará más a Toledo, que la beneficiará. El Museo del Greco justifica su existencia por la exposición del excepcional conjunto de obras realizadas por el pintor cretense durante los últimos veinte años de su vida. Frente a este carácter más monográfico, el Museo de Santa Cruz, muestra obras realizadas por El Greco a lo largo de su estancia en Toledo, a través de las que se puede ver cómo va transformando su lenguaje plástico desde su llegada a la ciudad en 1577; dos visiones diferentes pero complementarias que presentan y tratan de explicar la figura de El Greco y su obra en la misma ciudad, en la misma ciudad a través de museos públicos situados en diferentes barrios.

Enrique Lorente

Artículo de Enrique Lorente en la Tribuna del pasado lunes 8 de abril.

El posible traslado de las obras y la adaptación del edificio a su nueva función sería un volver a empezar que llevaría consigo de nuevo el cierre temporal del museo dejando al barrio toledano de la judería sin uno de sus mejores recursos culturales, lo que hará resentirse a los flujos turísticos hacia dicho barrio, que vería disminuida su actividad turística y económica.

El nuevo Museo del Greco ha introducido importantes novedades que aconsejan mantenerle sin alteraciones: nos introduce en el tardío descubrimiento del pintor y en el papel que tuvo en el mismo el Marqués de la Vega Inclán, fundador de la Casa-Museo en 1911 para exponer la colección actual; es un museo surgido con un planteamiento didáctico que permite acercar al alumnado y visitantes de una forma asequible a la trayectoria pictórica de El Greco desde sus orígenes en Creta hasta su muerte en Toledo en 1614. Y por último, otra de las aportaciones del nuevo museo son las salas dedicadas al taller del pintor y a sus discípulos, en especial a Luis Tristán, principal continuador del estilo de El Greco durante algunos años después de su muerte.

Por todas estas razones, considero inexplicable que las administraciones central, autonómica y provincial, y otras instituciones pretendan conmemorar el IV Centenario de la muerte de El Greco con la muerte de su museo. Or el contrario, es gratificante escuchar fundamentadas declaraciones en contra del pretendido desmantelamiento del Museo del Greco como las del que fuera buen alcalde de la ciudad Joaquín Sánchez Garrido y las del alcalde actual Sr. García-Page, las del presidente de la Asociación nacional de Archiveros, Arqueólogos, Bibliotecarios, Museólogos y Documentalistas y, sobre todo, las de la plataforma ciudadana constituida al efecto. Sus voces deben ser escuchadas y debe paralizarse este proyecto que poco beneficiará a Toledo y que desvirtuará los Museos del Greco y de Santa Cruz; proyecto por cierto nada novedoso, pues ya en septiembre de 2008 la Dirección General de Patrimonio y Museos de Castilla-La Mancha remitió a la Dirección General de Bellas Artes del entonces Ministerio de Cultura un informe negativo sobre la posible desaparición del Museo del Greco y su conversión en un “museo de las vanguardias” que carecía de referencias en Toledo.

Debe mantenerse el bien concebido y gestionado Museo del Greco y celebrar el Centenario del Greco abriendo todos los espacios que guardan obras del pintor y dando a conocer la obra y la época de El Greco con el fin de hacer de Toledo una verdadera “Ciudad Greco” donde se perciban, como dijo Cossío en 1905, “Los altos méritos de este excelso pintor y su profunda significación para la historia y psicología del Arte”. Y si la situación económica permite realizar mejoras en los museos públicos toledanos, debe considerarse como prioridad el poner en funcionamiento a pleno rendimiento el Museo de Santa Cruz, clausurado como tal en 1999, y ampliar sus espacios con el edificio de Santa Fe y la antigua Biblioteca provincial, lo que permitiría exponer todos sus fondos desde la Prehistoria hasta el siglo XX, incluida la obra de Alberto Sánchez”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s